La Vida de un Vendedor

La Vida de un Vendedor

Hay días que te prueban. Días que tienes todo alineado y preparado, con ánimo por lo que viene, para que se caiga todo en un par de momentos. Es la vida que hemos elegido (idealmente) algunos.

Hace unas generaciones esto de emprender no era el objetivo común ni lo cool por hacer. El camino era el mismo para todos, ir a la escuela y entrar a una buena universidad para después tener un trabajo estable. Hoy en día se pone en un pedestal al emprendedor porque tiene libertades y oportunidades que no se dan para todos.

Mis respetos a todos los emprendedores que tienen días que no sale nada bien y aun así cierran el dia agradecidos por las durezas y momentos amargos — en su ser muy en el fondo, saben que es para mejorar como persona y es un mal necesario. Escuché alguna vez a Mark Cuban (Empresario e inversionista de Shark Tank USA) decir que una de las cosas que más le molestaban era saber que sus hijos jamás desarrollarían el hambre y perseverancia que él tuvo viniendo desde abajo.

Me preguntan colegas que van entrando a los servicios financieros sobre cómo empezar o cómo mejorar ciertos aspectos. Hoy, antes de dar un consejo, les pido que analicen internamente y con corazón si realmente les gusta lo que hacen. Todos me dicen lo mismo, “claro”! Mi siguiente consejo siempre es igual, piénsalo bien y luego hablamos porque si no estás haciendo lo que haces por las razones correctas (tema para otro día) o con un por qué trascendental y de fondo, puede que te pierdas en el camino y los días complicados te regresen a las andadas de lo estable y seguro.

Salud!

Roberto

No Comments

Escribe un comentario