Seguros de Vida Universales

Seguros de Vida Universales

Va el cuarto de cuatro.

Seguros de Vida Universales

Los seguros de vida universales son la variante más nueva en el mundo de los seguros. Son una combinación de los temporales, dotales y vitalicios — debo mencionar que dentro de cada uno de los 4 grandes ramos de seguros de vida, existe todo un universo de combinaciones posibles.

Su distinción principal es que no cuentan con valores garantizados. Los valores garantizados son el rendimiento o intereses que generará el capital ahorrado en el seguro de vida y se establece desde la creación del contrato. A diferencia de los tres ramos anteriores, que sí tienen dichos valores, en los seguros de vida universales el rendimiento es flexible o variable y está determinado por el tipo de instrumento financiero que se elige — Deuda, Renta Variable, etc.

A finales de la década de 1970 en EEUU, era común que el ciudadano americano promedio ahorrara dinero por medio de los seguros de vida — daban facilidades u oportunidades fiscales y rendimientos superiores al banco.

Lo que no habían considerado las aseguradoras o no había sucedido, era el escenario donde se disparara la inflación en el país; cosa que sucedió y forzó un alza importante en las tasas de interés por parte del Banco Central (también conocido com The Fed). En aquel momento, la gente que tenía algún tipo de seguro de vida, se dio cuenta que la tasa interna de retorno sobre el dinero guardado en sus pólizas empezaba a ser menor que el interés que recibían en el banco.

Se empezó a correr la voz y consecuentemente a caer las ventas de los seguros de vida (usados como producto de ahorro) al migrarse la gente a los bancos y fondos de inversión con tasas más atractivas. Ahí nació la necesidad de las aseguradoras de crear un seguro de vida más flexible y que se adaptara a las condiciones de los mercados variables.

Fue 1979 cuando se creó el primer seguro de vida universal y cuando por fin la gente podía comprar un seguro que “pagara” mejores rendimientos. Sin embargo, fue todo momentáneo, ya que cada década volvían a suceder las subidas y caídas del mercado (como es su naturaleza) y entonces los compradores se dieron cuenta de algo conocido como market-timing — siendo que el rendimiento está ligado al tipo de inversión, puede ser o no ser una buena decisión; todo dependiendo de cuándo decidieron comprar y cuantos años pensaban dejar ahí el dinero. *Tip: si te consideras una persona conservadora para invertir, este seguro no es ideal para ti.

De ahí fueron evolucionando y hoy en día existen pólizas universales que dan una garantía mínima de retorno positivo para que la gente sienta la expectativa de un posible retorno elevado (invertido en Bolsa), sin el riesgo de sufrir una pérdida por una caída cíclica.

No son mejores ni peores seguros de vida que los tres anteriores, simplemente son para la persona que tenga mayor tolerancia al riesgo y entienda los mercados lo suficiente para no tomar decisiones precipitadas cuando el retorno no esté dando como se esperaba.

Cabe mencionar, son seguros de vida por encima de todo. Si a alguien no le interesa un seguro de vida pero sí un instrumento financiero, recomiendo que compren fondos de inversión en directo o dirigirse a una Casa de Bolsa.

Principal Ventaja

Alta flexibilidad es su naturaleza, entonces son menos rígidos en su operación interna y permiten al usuario hacer más cambios.

Principal Desventaja

Requieren un nivel de conocimiento o entendimiento financiero importante para quien lo compra y quien lo vende. Me atrevo a decir y asumo que las mayores quejas se han de dar en este ramo de los seguros de vida. Cuando el mercado está al alza, nadie dice nada, pero cuando cae — agárrense todos!

Aquí termina la serie de los seguros de vida.

Aquí el video de nuestro canal de YouTube (suscríbete y comparte):

Seguros de Vida Universales

Roberto

No Comments

Escribe un comentario